Taller Casero: Toallitas Desinfectantes Reusables

» Contribución cortesía de camarada descalcista y experimentado excursionista Shane Steinkamp

El projecto descalzo de hoy es algo que aprendí a hacer cuando tenía pequeñines. No me gustan las toallitas para bebé disponibles comercialmente, ya sea porque huelen raro o porque siento que no me limpian lo suficientemente bien. Me dejan una sensasión pegajosa – me da asco…

Así que yo hago mis propias toallitas. Éstas son perfectas para descalcistas. Déjame que te explique…

El Borax en polvo – disponible en ferreterías – elimina todo: bacterias, virus, hongos, plantas… lo que se te ocurra. Pero no es tóxico para los mamíferos, lo cual incluye a los seres humanos. No es recomendable para uso interno, pero es un remedio excelente para el pie de atleta, entre otras cosas. Si tienes un par de zapatos malolientes, lávalos con borax y asunto arreglado.

Una de las cosas para las que utilizo el borax es como lavado desinfectante para los pies. Pon media taza de borax en un contenedor. Yo uso un contenedor lo suficientemente grande para que quepan mis pies. Luego vierte medio galón de agua caliente sobre el borax y añade unas gotas de líquido para lavar vajillas. Mezcla todo con una cuchara grande o una espátula hasta que el borax esté disuelto. Espera a que se enfríe lo suficiente para sumergir tus pies.

Si vas a preparar toallitas, puedes ocupar la misma mezcla de borax, agua y jabón, pero no introduzcas tus pies en ella 😉

Puedes comprar toallitas baratas en Walmart u otra tienda de descuento. Por ejemplo, yo compré las que he usado para este artículo por $4 por un paquete de 9 toallitas.

Ponlas en la solución de borax, una a la vez, exprímelas ligeramente, dóblalas o enróllalas y ponlas en bolsas medianas Ziploc para freezer. Puedes poner de 2 a 4 toallitas en cada bolsa.

Towels

Yo las mantengo en mi carro o las pongo en mi mochila para tenerlas disponibles cuando las necesite. El borax previene que agarren mal olor. Cuando el sol calienta el carro, las toallitas se calientan también y son perfectas para limpiarte con ellas.

Para limpiarte las manos y los pies, las puedes usar como salen de la bolsa. Para limpiarte la cara, las puedes exprimir un poco más antes de usarlas. Una vez usadas, las puedes exprimir bien, y reservarlas en la bolsa Ziploc hasta que las puedas lavar con el resto de tu lavandería. Puedes lavar las toallitas cuantas veces quieras y volverlas a usar preparando una mezcla de borax fresca.

Si tienes un tanque séptico, NO VIERTAS el residuo de tu mezcla de borax en tu drenaje. E borax matará las bacterias en el tanque. Viértela en un lugar pavimentado donde no vayan a crecer plantas.

Estas toallitas son muy prácticas durante caminatas en el campo, especialmente cuando se te enlodan los pies. También cuando los chiquillos se embarran con algo de comida. Ayudan a evitar malos olores de todo tipo.

Si he andado descalzo por un buen rato y se me ensucian los pies, me los limpio rápidamente antes de entrar a las casas de mis amigos o a algún establecimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s